Libros de mujeres y para mujeres

LIBROS DE MUJERES Y PARA MUJERES

libros-mujeres

Los libros iluminados bien fueran litúrgicos o seglares, constituían una demostración de poder, de riqueza, no solo en sentido económico sino también cultural. Aquel o aquella que poseyera estos magníficos museos con forma de libro acreditaba tener el poder que daba el conocimiento ya que podía acceder tanto a la sabiduría sagrada como profana. Muchos de los ejemplares presentes en esta exposición pertenecieron a mujeres cultas y fuertes, que se empoderaron mediante la riqueza textual y estética de dichos textos.

 

Libros que tienen nombres y apellidos femeninos, encargados y pagados para mujeres poderosas que poseían estos objetos fantásticos que proporcionaban cultura y por tanto una mayor igualdad.

 

Libro de Horas de Hipólita de Aragón (Biblioteca de Montserrat, Ms. 66)

Tours, Jean Bourdichon, c.1495 - 1504.

La imagen de Santa Ana, madre de la Virgen, aparece por primera vez en el Protoevangelio de Santiago. Con el aspecto de una matrona, es muy infrecuente que se la represente sola y, casi siempre, se asocia con la Virgen María (grupo de Santa Ana enseñando a leer a su hija).

 

Incidiendo en el tema de la educación de la Virgen las Horas de Hipólita de Aragón recurren a la representación de las mujeres en la Santa Parentela.

 

En esta miniatura aparece Santa Ana, en primer plano, que enseña a leer a la Virgen, mientras que al fondo se han representado sus hermanas.

Libro de Horas del Delfín de Francia (Bibliothèque municipale de Grenoble, Ms. 1011)

Bourges, finales del siglo XV.

Jean y Jacquelin de Montluçon (también conocidos con el apellido Molisson), fueron los maestros de un taller de pintura activo en la ciudad de Bourges entre 1461 y 1505. Se conservan varios manuscritos iluminados realizados por su taller así como pinturas en retablos de diversas Iglesias, entre ellos este maravilloso libro de horas.

 

Esta imagen está claramente inspirada en el texto Apocalíptico. Tal y como la describe el texto bíblico, vestida de sol, con una corona de estrellas y la luna bajo sus pies.

 

La mujer vestida de sol se interpreta habitualmente como una prefiguración de la Virgen María, como parece ser el caso de esta miniatura.

Beato de Fernando I y Sancha de León (Biblioteca Nacional de Madrid, VITR/142)

1047

Estamos ante una de las visiones más complejas, ricas y con mayor futuro del Apocalipsis. La mujer fantástica va a convertirse más adelante en imagen de la Inmaculada Concepción de María, por tanto será la Virgen, aunque domina la idea de que se trata de la Iglesia.

 

Para Beato Facundo, autor de este manuscrito ilustrado, la mujer es la «antigua iglesia de los padres, los profetas y los apóstoles» que espera la segunda venida de Cristo. La corona de doce estrellas representa los coros de los doce padres, las doce tribus de Israel y la Iglesia también.

 

La mujer tiene situado el sol sobre la zona del vientre, bien por motivos compositivos, bien porque allí está el niño Jesús.

beato-liebana-mujer-bestia

Libro de Horas de la Condesa de Bertiandos (Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid)

Países Bajos, 1515 y 1530

Las miniaturas de este excepcional códice iluminado escrito en latín a dos columnas, fue escrito en letra gótica rotunda o semi-gótica, sobre soporte de pergamino, datado en 1515-1530 y se supone tener como destinatario D. Duarte, hijo del Rey Don Manuel I, siendo un regalo con ocasión de su casamiento con Dña. Isabel. Se desconoce el calígrafo, pero el consenso es unánime al designar a Antonio de Holanda, como iluminador.

En este códice están representados costumbres y usos que constituyen un documento importantísimo para el conocimiento de tradiciones y hábitos perdidos de la sociedad, con gran minuciosidad de ejecución y una excelente riqueza cromáticas, con una gran profusión de flores, frutos, insectos, peces, escaleras, barcos, objetos religiosos, formas híbridas (mitad humanas, mitad animales)…

Libro de Horas de Margarita de Borbón (s. XV, Biblioteca de la Fundación Lázaro Galdiano, nº de registro 6)

Los Libros de Horas tuvieron su mayor esplendor entre la nobleza en los siglos XV y XVI. Tenían como finalidad la transmisión de la fe cristiana pero también el disfrute de las maravillosas miniaturas artísticas representadas en ellos.

 

La demanda de obras de arte tan popular entre la nobleza que las adquiere y exhibe como objeto de poder y riqueza hace que proliferen en las grandes ciudades, especialmente en Francia y Países Bajos, talleres de iluminación donde grandes artistas y sus aprendices dedicaban su vida a estos pequeños museos encuadernados.

 

Este códice perteneció a la ilustre, doña Margarita de Borbón, hija de Carlos I, Duque de Borbón. En 1472 la joven contrajo matrimonio con un representante de otra casa famosa, Felipe II, Duque de Saboya. Por desgracia, once años más tarde, el 24 de abril de 1483, fallecía en la plenitud de su vida.

Libro de Horas de la Santísima Virgen María ("La flora") (Biblioteca Nacional de Nápoles)

Códice espléndidamente decorado, denominado así por la abundancia de flores y frutas minuciosamente elaboradas. Se trata de uno de los manuscritos más hermosos de la Biblioteca Nacional de Nápoles, conocida por la riqueza y la variedad de su iconografía, que se inspira en el estilo y en los métodos de los grande smaestros de la iluminación flamenca.

Desde un punto de vista estilístico, destacan particularmente los minuciosos detalles de las figuras en primer plano. El excelente uso del color es típico de las iluminaciones del Renacimiento en la corte de Borgoña, que estuvo muy relacionada con la corte flamenca.

Libro de poemas de Lucrecia Borgia

Lucrecia, hija de Rodrigo Borgia (italianización del apellido Borja) pues la familia de origen noble procedía de Játiva y de Vanozza Catanei, nace en Roma en 1480.

El matrimonio que aseguraba la alianza con los Sforza de Milán se disolvió cuatro años después para unir a Lucrecia al Príncipe Alfonso de Bisceglie, 1498, con quien tendrá un hijo, Rodrigo.

Tras el asesinato de Alfonso, cuando Lucrecia cuenta 21 años, Alejandro VI y César pactan el matrimonio de ésta con Alfonso de Este, heredero de Ferrara en 1501, el que fuera su tercer marido muere en 1512 y Lucrecia vive apartada de su familia y de la vida licenciosa en Ferrara hasta su muerte en 1519.

lucrecia-borgia

CONTACTO

Si desea más información puede llamarnos al número de teléfono (+34) 923 800 274 o rellenando el siguiente formulario.

Estaremos encantados de atenderle.

UNA EXPOSICIÓN DE