Modelos femeninos: sibilas, brujas, endemoniadas…

modelos-femeninos-sibilas

Con el trasfondo de la dicotomía entre Eva y María, los teólogos medievales desarrollaron perfiles extremadamente negativos para el sexo femenino. Siguiendo un concepto de orden establecido por San Agustín, como elemento fundamental para el funcionamiento de la sociedad, la mujer se mantuvo en una situación de inferioridad, frente al hombre al que incitaba al pecado. Las representaciones de mujeres pecadoras van a poblar el imaginario: brujas, que practicaban sus habilidades mágicas; endemoniadas que actuaban poseídas por el maligno o prostitutas; sibilas, profetisas inspiradas por Apolo capaces de adivinar el futuro que durante la Edad Media fueron representadas en relación con el Mesianismo de Jesús. Sin embargo, no todos los modelos incidirán en condiciones de negatividad.

El mito de la sibila nació en Asia Menor y de allí paso a Grecia y después a Roma. Se trata de una profetisa, capaz de conocer el futuro. Las profecías eran manifestadas siempre en estado de trance que se transmitían por escrito.

 

Los Padres de la Iglesia, en el cristianismo, adoptaron las sibilas de la Antigüedad clásica dándoles el cometido de profetisas al igual que los profetas bíblicos. Los cristianos fueron advertidos de la existencia de estas sibilas que misteriosamente habían anunciado la llegada del Salvador.

 

La iconografía cristiana a través del arte representó a las sibilas durante todas la Edad Media y durante los siglos siguientes, siendo el gran apogeo en el Renacimiento como simbolismo del mesianismo de Jesús.

 

En este maravilloso manuscrito, realizado por Jean Poyer, observamos la historia de cada una de las doce sibilas, las profecías que cada una realizó sobre el Mesías así como los profetas del Antiguo Testamento que predijeron lo mismo junto al evangelista que puso por escrito el cumplimiento de dicha profecía. En la miniatura superior a la derecha aparece la escena de la Vida de Cristo a la que hacían alusión dichas profecías.

Alberto Durero, Las Cuatro Brujas. Invent/29801 BNE

AD [monograma] 1497 Buril, 191 x 131 mm. Firmada en el centro de la parte inferior. Fechada en la Granada, 1497, sobre la inscripción.

Esta estampa es la primera de Durero fechada y la primera con desnudos femeninos. Se cree que describe un hecho real y parece relacionada con la encíclica de Inocencio VIII sobre la brujería y con la obra de Spregner del mismo tema, malleus maleficarum (Martillo de Herejes),que tuvo mucha influencia en esa époac. Posiblemente Durero tratraba de representa ra es tas mujres realizando una de las enigmáticas ceremonias rituales de las que todo el mundo hablaba apero que nadie había visto. Aunque se habla mucho de la «Caza de Brujas», lo cierto es que la Inquisición solo condeno a la hoguera por brujería a 59 mujeres en España en los 125.000 procesos que llevó a cabo el Santo Oficio entre los siglos XVI y XIX.

4-BRUJAS

Entre las muchas leyendas que circularon en la Europa medieval destaca la «Leyenda de la Santa Faz», que relata la milagrosa llegada a las costas italianas en un barco sin tripulación que llevaba a bordo una imagen con el rostro de Cristo.

 

Ya asentada en la Catedral de Lucca, se atribuyen 13 milagros a la imagen entre los que se encuentran la expulsión de tres hombres negros (demonios) de la hija de un labrador, la curación de otra endemoniada, Nunedule, de la cercana ciudad de Luni, quien tras 4 días delante de la cruz expulsa un ascua de fuego y queda libre  de los malos espíritus.

 

También relata como una viuda alemana, cuyo hijo había sido curado milagrosamente, ordenó a cuatro obreros dorar la mesa del altar para colocarlo bajo los pies del crucifijo.

 

En otra escena también podemos ver a dos grupos de cuatro mujeres jóvenes arrodilladas rezando ante la imagen conmovida, sin duda, por alguno de los milagros realizados.

Jean y Jacquelin de Montluçon (también conocidos con el apellido Molisson), fueron los maestros de un taller de pintura activo en la ciudad de Bourges entre 1461 y 1505.

 

Se conservan varios manuscritos iluminados realizados por su taller así como pinturas en retablos de diversas Iglesias, entre ellos este maravilloso libro de horas.

 

Esta imagen está claramente inspirada en el texto Apocalíptico. Tal y como la describe el texto bíblico, vestida de sol, con una corona de estrellas y la luna bajo sus pies.

 

La mujer vestida de sol se interpreta habitualmente como una prefiguración de la Virgen María, como parece ser el caso de esta miniatura.

saint-sever

El Beato de Saint Sever (Biblioteca Nacional de Francia, Ms. Lat. 8878)

1050-1070

El Beato de Saint-Sever o Apocalipsis de Saint-Sever es el único de los Beatos conocidos copiados en época románica al norte de los Pirineros.

Según las fuentes, el manuscrito iluminado sería realizado alrededor de 1050-1070 en un scriptorium francés, muy probablmente en la Abadía de Saint Sever situada en el Camino de Santiago.

Se conserva actualmente en la Biblioteca Nacional de Francia en París (Ms. Lat. 8878).

Debido a su calidad y riqueza de composición, ha tenido una gran influencia posterior en la iconografía, pintura y escultura de románico posterior.

Su esplendor ha llegado hasta el arte contemporáneo, donde inspiró a Picasso para su cuadro Guernica.

En la imagen podemos observar una interpretación románica de la Prostituta y Ramera de Babilonia, quien emborracha (por eso aparece con la copa de vino en la mano) y comete fornicación con los Reyes de la Tierra.

CONTACTO

Si desea más información puede llamarnos al número de teléfono 923 800 274 o rellenando el siguiente formulario. Estaremos encantados de atenderle.

UNA EXPOSICIÓN DE