Percepción geográfica e intercambios culturales en una nueva época

percepcion-geografica

Los mapas medievales aparecían generalmente orientados en el sentido literal de la palabra, es decir, Oriente y consecuentemente Asia, se dispone en la parte superior, la parte preeminente según la jerarquía espacial medieval cristiana. El protagonismo que acapara este continente se debe a que es aquí, en Oriente, donde sale el sol (asociado a la divinidad) y donde se localiza el paraíso terrenal. Europa se encuentra en la parte inferior izquierda, en la zona norte del mundo, y África en la inferior derecha, al sur. Frente a estos modelos cartográficos simbólicos, a lo largo del siglo XV, pero sobre todo, durante los siglos XVI y XVII fue posible estudiar de modo verosímil la iconografía de las ciudades.

 

La aparición de numerosos libros de vistas de ciudades y atlas geográficos a partir del siglo XVI hay que relacionarlo con los descubrimientos geográficos que marcan el comienzo de la Edad Moderna y que supusieron una auténtica revolución cultural. El primer Atlas de los muchos que seguirían fue el Theatrum Orbis Terrarum, obra de Abraham Ortelius. Concebido como complementario a la obra de Ortelio, a partir de 1572 y hasta 1617, Braun y Hogenberg publicaron en Colonia, los seis tomos del Civitates Orbis Terrarum. Mientras tanto, Gerardus Mercator, producía el Atlas sive Cosmographicae meditationes de fabrica mundi et fabricati figura, Amsterdam, 1607.

 

Colonia, Alemania, 1572 - 1617

Las Ciudades del Orbe Terrestre o Civitates Orbis Terrarum fue un éxito sin precedentes al presentar por primera vez, no solo los planos de las ciudades más importantes de los siglos XVI y XVII sino también la forma de vida de los hombres y mujeres de la época. Sus trajes, sus actividades lúdicas y seglares fueron reflejados en los maravillosos grabados de Hoefnagel, que posteriormente fueron embellecidos con color aplicado a mano (generalmente por mujeres anónimas)

Amsterdam, 1607

Mercator cambió para siempre nuestra forma de leer mapas. De hecho la aplicación Google Maps que hoy usamos frecuentemente utiliza la proporción matemática que él inventó para corregir la curvatura de la Tierra al poner un mapa de un terreno curvo sobre un plano. En otras palabras, consiguió que la distancia entre dos puntos no sufriera ninguna desviación cuando pasaba de curvo a plano.

Amberes, 1624

Abraham Ortelius pasó a la Historia por elaborar el que es considerado el primer Atlas moderno y completo, puesto que incorporaba información escrita en anverso de cada mapa de forma sistemática y uniforme.

Hasta entonces el acceso a la información cartográfica era un lujo solo al alcance de los reyes y nobles. En las sucesivas ediciones del Theatrum Orbis Terrarum, Ortelius contó con la inestimable colaboración de su hermana Anna, quien coloreaba cada mapa dándole un atractivo y vistosidad nunca vistos hasta ese momento. A la muerte de Ortelius, en 1598, su hermana Anna heredó las planchas.

virgen-atlas-lazaro-luis

Atlas de Lázaro Luis (Academia de las Ciencias de Lisboa, 1563)

Ocupando toda la página acaba el Atlas de Lázaro Luis con una viñeta de la Virgen madre con el Niño Jesús en el regazo. Nada tendría de extraño esta representación si no fuera por la carga de misterio y profecía que encierra. La Virgen mantiene al Niño casi de pie a su derecha y el niño, apenas con un pañal y la mirada perdida en sabe Dios qué cavilaciones, lleva impresa las cinco llagas de la Pasión y sujeta una enorme cruz de madera con la inscripción bíblica INRI clavada horizontalmente como se acostumbre a hacer en la iconografía de la Crucifixión. De la cabeza irradian tres flores de lis que podrían ser interpretadas como los clavos de la crucifixión o simplemente se trata de un sencillo nimbo que denota la divinidad.

CONTACTO

Si desea más información puede llamarnos al número de teléfono 923 800 274 o rellenando el siguiente formulario. Estaremos encantados de atenderle.

UNA EXPOSICIÓN DE